1708 COMBATE DE BARÚ

Pérdida del galeón San José

La batalla de Barú, está enmarcada en la guerra de Sucesión Española (1701–1713).

El combate marca la definitiva caída de los galeones como naves predominantes en los océanos, siendo ya anticuados ante los poderosos navíos de línea construidos por los británicos.

La Real Armada Española contaba para 1699 con la flota de Galeones a Tierra Firme, con los dos últimos navíos de este tipo: el San José y el San Joaquín, que llegan a Cartagena de Indias el 27 de abril de 1.706 provenientes de Cádiz.

Tras las Ferias de Portobelo, el 28 de mayo de 1708, el general José Fernández de Santillán, conde de Casa Alegre zarpó con la flota de 20 naves hacia Cartagena de Indias para su mantenimiento antes de su partida hacia Europa.

Los españoles no se quedaron a la zaga en precauciones defensivas. Durante tres meses estuvieron cargando el San José, cambiaron de cargueros periódicamente; y mantuvieron, durante y después de la faena, aislados a los estibadores.

Sección del San José

Su intención era tomar rumbo hacia La Habana y posteriormente a España antes de que comenzara la temporada de huracanes en el Caribe.

La escuadra del conde de Casa Alegre estaba compuesta por once mercantes y siete unidades de combate, además del aviso Vizcaíno, el San José y el Ntra. Sra. de las Mercedes. Se esperaba además que la escuadra francesa de Ducasse le diera escolta desde La Habana.

Por su parte, Inglaterra sabía que durante 6 años el Imperio español no había recibido ni un peso de sus colonias, así que despliegan doce navíos por los sitios estratégicos por donde, se suponía, debía pasar la flota española con los tesoros. El comodoro inglés Charles Wager tenía conocimiento de que la flota del conde de Casa Alegre había zarpado de Portobelo. Así que se puso a la mar el 6 de abril de 1708, patrullando la zona comprendida entre las islas del Rosario y los bajos de Salmedina.

Comodoro Charles Wager

El gobernador de Cartagena José de Zúñiga, se percató de la situación y envió a Portobelo embarcaciones para informar sobre los movimientos de la escuadra británica.

En la noche de luna llena del 7 de junio de 1708, el conde de Casa Alegre decide anclar cerca de las Islas Corales del Rosario, a unas veinte leguas de la bahía de Cartagena. Al día siguiente la escuadra de Wager lentamente se dirige hacia la flota española, a las tres de la tarde del 8 de junio, cada buque tiene a su tripulación en el puesto de combate.

El San José en el centro de la formación está escoltado en proa por la fragata francesa Saint Esprit y la urca Concepción. A popa estaban situados el patache Carmen, el aviso Vizcaíno, y la fragata francesa Le Mieta, cerrando la formación estaba en retaguardia el galeón San Joaquín. Los mercantes se encontraban en sotavento, mientras el Santa Cruz comandado por Nicolás de la Rosa, conde de la Vega Florida, se situaba en vanguardia.

Hacia la cinco de la tarde, el comodoro inglés da la orden de atacar a los españoles, el HMS Kingston abrió fuego contra el San Joaquín destrozando la verga del palo mayor, lo que le restó velocidad, sin embargo es defendido heroicamente por la urca Concepción y el Saint Esprit, lo que le permite escapar.

Wager cree que el tesoro está repartido en los 3 navíos más grandes, así que el HMS Expedition toma rumbo directo al galeón San José para abordarlo abriéndose paso a cañonazos.

El HMS Expedition, a unos 300 metros de su objetivo, le dispara al velamen y al timón, pero el navío español responde al fuego con los cañones de estribor. Los británicos siguen disparándole ante la mala puntería del San José, pero faltando sólo 60 metros para iniciarse el abordaje, cerca de las siete y media de la noche, el San José estalla en miles de pedazos, dañando también a su enemigo. Los ingleses atónitos ven como su botín se pierde en las aguas y hundiéndose hasta los 210 metros de profundidad. De las cerca 600 personas embarcadas del San José solo se salvaron 11, que fueron recogidas por un bote inglés.

Explosión del San José

Wager entiende que no puede irse con las manos vacías, así que a las 2:00 a.m. va en busca de otro buque español, lo atacan con toda su artillería, creyendo que era el San Joaquín, los otros dos navíos ingleses se unen a la carnicería pero cuando lo abordan se dan cuenta que era el Santa Cruz; no encontraron tesoros y solo se apoderaron de las pertenencias de los 300 particulares que se encontraban a bordo. Los ingleses manifestaron que en la captura del buque español perecieron 14 ingleses y 90 españoles.

El comodoro Wager ante los severos daños del HMS Expedition, ordena que el HMS Kingston y el HMS Portland persigan y traten de capturar al galeón San Joaquín que había retirado del combate por los daños en velas y jarcia, y hacia las 3:00 a.m. ya navegaba solo; sin embargo, no logran su cometido a pesar de haberle asestado algunos cañonazos a las dos de la tarde del 10 de junio en los bajos de Salmedina cerca a Cartagena. Los ingleses terminan la persecución cuando el almirante Miguel Agustín de Villanueva comandante del San Joaquín logra poner a salvo a su navío bajo las baterías del fuerte de Bocachica.

En cuanto a la urca Concepción y el patache Nª Sª del Carmen navegaron al suroeste y después al este parea refugiarse en aguas poco profundas. Al día siguiente, 9 de junio, el patache navega hacia Cartagena por el canal de Barú, lo que no puede hacer la urca por su mayor calado, que lo intenta al día siguiente por la isla El Rosario sin mucho éxito por la falta de viento, obligando al capitán a refugiarse en las costas de Barú. La tripulación encalla la nave ante la presencia de los navíos ingleses que acudieron por el aviso dado por un mercante sueco. A la vista de los ingleses la tripulación incendia la urca.

FLOTA ESPAÑOLA:

San José (1698)

Galeón, construido en Usurbil (Guipuzcoa). 1.200 T. de desplazamiento. Eslora 32,9 m y manga  11,6 m y 5,5 m de puntal. 570 tripulantes.Armado con 62 cañones:

  • 26 cañones de a 18 libras
  • 26 cañones de a 10 libras
  • 10 cañones de a 6 libras

San Joaquín (1698)

Galeón gemelo del San José.

Santa Cruz

Mercante, armado con 44 cañones

 Nuestra Señora de la Concepción

Urca  40

Nuestra Señora del Carmen

Patache   24

Le Mieta

Fragata francesa. 34

 Saint Esprit

Fragata francesa. 32

 

FLOTA BRITÁNICA:

HMS Expedition (1679)

Navío, construido en Furzer, Astillero de Porstmouth. 1.116 T. de desplazamiento. Eslora 46,4 m, manga  12,4 m y calado 5,2 m.

Armado con 74 cañones.

 

HMS Portland (1693)

Navío, construido en Lawrence, Woolwich Dockyard. 1.068 T. de desplazamiento. Eslora 40,8 m, manga  11 m y calado 4,6 m.

Armado con 50 cañones:

  • 22 cañones de a 18 libras
  • 22 cañones de a 9 libras
  • 6 cañones de a 6 libras

 

HMS Kingston (1697)

Navío, construido en Frame, Hull. 923 T. de desplazamiento. Eslora 44,2 m, manga  11,6 m y calado 4,8 m.

Armado con 60 cañones de diverso calibre

Vulture (1690)

Brulote de 8 cañones

Bibliografía consultada:

  1. Revista General de Marina
  2. Historia Marítima Española. Francisco Javier Oubiña Oubiña.
  3. Enciclopedia General del Mar.
  4. https://es.wikipedia.org.
  5. https://www.pinterest.es
  6. http://armada.mde.es/ArmadaPortal/page/Portal/ArmadaEspannola/conocenos_historia.
  7. Diversos foros como:
  • todoavante.es
  • todoababor.es
  • https://foronaval.com
  • https://blogcatedranaval.com
  • blogspot.com
  • https://vadebarcos.net
  • mapasilustrados.com
  • hispanismo.org
  • navalaction.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *