Cambio climatico PDF Imprimir E-Mail

EVITEMOS EL CAMBIO CLIMÁTICO

SOLUCIONES PARA FRENAR EL CAMBIO CLIMÁTICO

Las principales acciones para detener el cambio climático son:

a) Estabilizar los niveles de CO2, evitando que las concentraciones en la atmósfera sigan creciendo. El Protocolo de Kioto tiene como objetivo que los países industrializados reduzcan sus emisiones globalmente en un 5,5% por debajo de las que tenían en 1990, y por tanto se necesita disminuir el consumo de combustibles fósiles. Para lograrlo:

* Las empresas eléctricas (responsables del 37% de CO2) deben aumentar su eficiencia al utilizar combustibles y aumentar la proporción de energías renovables.

* Los Ayuntamientos deben ser ejemplo para sus vecinos en materia de eficiencia energética y uso de energías renovables.

* Las industrias consumidoras de energía (responsables del 16% de emisiones de CO2) deben optimizar sus procesos.

* Los ciudadanos deben utilizar más racionalmente la energía en las oficinas y en el hogar.

* Los gobiernos deben trasvasar las subvenciones que actualmente se destinan a los combustibles fósiles y la energía nuclear a las tecnologías de energías renovables y eficiencia energética; fomentar el transporte público, que consume menos energía por viajero, e investigar combustibles menos contaminantes; fomentar la eficiencia energética de nuestros edificios.

b) Aumentar las superficies vegetales que actúan como sumideros, es decir que absorben CO2, evitando la deforestación y aumentando las repoblaciones, especialmente de especies arbustivas intentando respetar lo más posible las especies autóctonas para así preservar la biodiversidad local.

c) Promover ya las primeras medidas de adaptación. Como el cambio climático de todas formas se va a dar (aunque debemos intentar con las medidas anteriores que sea lo menos grave posible), hay que estar preparados en zonas especialmente sensibles como ecosistemas frágiles y sectores económicos vulnerables, para mitigar sus efectos.





CONSEJOS PRÁCTICOS:

Lo que podemos hacer por el cambio climático en:

En la casa

a) Al poner la lavadora o el lavavajillas ajusta al máximo la capacidad y con programas de baja temperatura. – Ahorrarás energía y tus prendas te durarán más tiempo.

b) A la hora de comprar un electrodoméstico, fíjate en la energía y el agua que consumen y opta por los de calificación A.

c) Elegir bombillas de bajo consumo (consumen entre un 80% menos energía y duran 8 veces más). En definitiva, una lámpara de bajo consumo de 11-15 W a lo largo de su vida puede ahorrarnos alrededor de 68 euros . Además evitaremos la emisión a la atmósfera de casi media tonelada de CO2.

d) Descongela el frigorífico antes de que la capa de hielo –escarcha- alcance 3mm de espesor: podrás conseguir ahorros de hasta el 30%. Ajusta el termostato para que mantenga un temperatura de 6ºC en el compartimiento de refrigeración y –18ºC en el de congelación.

e) Mientras te laves los dientes o te enjabonas en la ducha cierra el grifo de agua.



En la Oficina:

a) Apaga el ordenador y la pantalla durante la comida y al final de la jornada. Utiliza equipos de bajo consumo eléctrico.

b) Programa la pantalla de tu ordenador para que se apaguen cuando no se utiliza.

c) Apaga las luces cuando salgas de la oficina. No enciendas las luces que no estés utilizando, aprovecha la zonificación (encendido y apagado por zonas).

d) Recicla y reutiliza el papel. Reutiliza las caras blancas de los documentos impresos. Fotocopia e imprime a doble cara.



En el Transporte:

a) Con el coche, si realizas trayectos inferiores a 3 km., contaminarás más debido a que el motor está frío y su combustión no es óptima.

a) Procura hacer los traslados en transporte público: trenes o autobuses (sobretodo autobuses ecológicos). Para trayectos cortos puedes utilizar la bicicleta.

b) Si de verdad necesitas el coche:Coordínate con familiares o amigos para ir juntos en coche.

c) Apaga el motor si estás parado o esperando más de 30 segundos.

d) Comprueba la presión de los neumáticos, ya que una mínima diferencia con lo correcto puede aumentar el consumo de combustible alrededor de un 5%.



Con la Climatización:
Regula la climatización:

a) Por cada 1ºC de aumento en verano podrás ahorrar entre 6-7% de energía al adecuar el termostato del aire acondicionado a 25ºC.

b) Por cada 1ºC de disminución en invierno podrás ahorrar entre 6-7% de energía al bajar el termostato de la calefacción a 19º o 20ºC.

c) En cualquier caso, una diferencia de temperatura con el exterior superior a 12ºC no es saludable.



En verano:

a) Instala toldos, cierra las persianas y corre las cortinas durante el día, evitarás el calentamiento de la casa.

b) Ventila la casa cuando el aire de la calle sea más fresco (primeras horas de la mañana y durante la noche).

c) Un ventilador, preferentemente de techo, puede ser suficiente para mantener un adecuado confort.

d) En caso imprescindible de instalarte un aire acondicionado ten en cuanta lo siguiente:

* Los aparatos con etiquetado energético clase A son los más adecuados.

* Fija la temperatura de refrigeración en 25º.

* Cierra ventanas y puertas, con el aire acondicionado encendido.

* Coloca el aparato de tal modo que le dé el sol lo menos posible y que haya una buena circulación de aire.

* No ajustes el termostato a una temperatura más baja de lo normal: no enfriará la casa más rápido y podría bajar la temperatura demasiado, ocasionando un gasto innecesario y posibles resfriados.



En invierno:

a) Aísla la casa o el edificio, baja las persianas y durante la noche, cierra las cortinas, evitarás pérdidas de calor.

b) Baja el termostato de la calefacción a 19º y 20ºC es más que suficiente para estar confortable. Mientras aireas , apaga la calefacción. Con mantener 10 min. abiertas las ventanas obtendrás una correcta ventilación y ahorrarás energía.