Fracking PDF Imprimir E-Mail

La fractura hidráulica (Fracking)

Es una técnica para posibilitar o aumentar la extracción de gas y petróleo del subsuelo. El procedimiento consiste en la inyección a presión de algún material en el terreno, con el objetivo de ampliar las fracturas existentes en el sustrato rocoso que encierra el gas o el petróleo, y favoreciendo así su salida hacia el exterior. Habitualmente el material inyectado es agua con arena y productos químicos, aunque ocasionalmente se pueden emplear espumas o gases.



Se estima que en 2011 esta técnica estaba presente en aproximadamente el 60% de los pozos de extracción en uso.

El peligro medioambiental derivado de esta técnica, es un enorme consumo de agua, y que junto con la arena se incluyan multitud de compuestos químicos que podrían contaminar tanto el terreno como los acuíferos subterráneos.