3º Recinto fortificado PDF Imprimir E-Mail


Vista desde la antigua Plaza de Carros




El Tercer Recinto junto con el Segundo es la antigua "Vila Vieja" donde se asientan los españoles hasta construir la "Villa Nueva". Fueron divididos con técnicas de fortificación abaluartadas en el siglo XVII y modificado en su exterior en el siglo XVIII.



Plano 2º y 3º recinto


Elementos de la fortificación:

1. Baluarte de las Cinco Palabras.

13. Baluarte de San Fernando

14. Cortina.

15. Foso de los Carneros.

16. Foso del Hornabeque.





BALUARTE DE LAS CINCO PALABRAS

Probablemente sean los restos de la única torre medieval existente en Melilla de la que conocemos su factura medieval con su puerta y postigo gracias a un grabado del siglo XIX. será conocido como torreón de la Alafia. Por delante de este baluarte, y contrarrestando su falta de capacidad estaba el fuerte Viejo de Santiago, actualmente desaparecido, de forma triangular construido en 1.697

En 1729 se reformó con el añadido de cañoneras para flanquear el foso. De una de sus caras salía una comunicación con puente levadizo al Cuarto Recinto. Desde este torreón salía una cortina hasta el baluarte de San Fernando.



Vista desde el 4º recinto


Vista desde la Alcazaba


Baluarte de Cinco palabras visto desde el Baluarte de San Pedro




BALUARTE DE SAN FERNANDO

En 1.721 el ingeniero Juan Martín Zermeño comienza la reforma definitiva del baluarte de San Fernando y la pequeña luneta de San Felipe en su ángulo. San Fernando contaba con 10 cañoneras artilladas entre merlones y en su interior había un pozo de agua, y contó con un espaldón en su interior para proteger a los soldados de los tiros exteriores.



Baluarte de San Fernando


Patio del Baluarte


Lienzo del Baluarte de San Fernando




CORTINA

Cortina sobre foso de Los Carneros




FOSO DE LOS CARNEROS

Conocido como Cerca o Cava de la Villa Vieja se trata con probabilidad del foso mas antiguo de Melilla, el correspondiente a las murallas medievales de la ciudad. Tras la llegada de los españoles, se repararon y reconstruyeron las murallas circundadas por este foso, con una longitud de 130 metros, como un recinto con diferentes torreones de tipología medieval, que se llamaría Villa Vieja. En 1498 su profundidad era de 7,5 metros y su anchura la misma medida. En épocas determinadas fue un foso inundado por el mar. Su nombre actual puede proceder de 1680, cuando en una epidemia se utilizó este lugar como "Carnero" para enterrar a los fallecidos.

Entre el foso de los Carneros y el del Hornabeque se excavaron en 1697 varias cuevas que servían de casamatas con entrada por ambos fosos, y más tarde utilizadas como almacenes.





Foso de los Carneros
Puente sobre el foso de los Carneros




FOSO DEL HORNABEQUE

Creado en el siglo XVII por el Capitán de Ingenieros Juan Martín Zermeño para separar el segundo y el tercer recinto fortificado.



Extremo noreste del foso


Túnel del Hornabeque al 4º recinto


Foso del Hornabeque visto desde el mar